Archivo del Autor: Vanessa Vizuete

Acerca de Vanessa Vizuete

Sonríe, yo invito :)

¡Estoy hasta el moño del coronavirus!

¡Hola Psicoamig@s!

Hoy os traigo un tema que está a la orden del día. Sí, has leído bien, el dichoso coronavirus… Qué novedad, ¿verdad? Pero no os voy a hablar de datos técnicos ni médicos ni nada parecido, que en eso a estas alturas ya somos todos expertos.

Hoy os quiero preguntar: ¿Cuántas veces habrás gritado a los cuatro vientos esta frase? ¡Estoy hasta el moño del coronavirus! Muchas, ¿a que sí?

He de confesaros que yo también… Para todos, seamos expertos o no en la mente y en la psicología, esta pandemia está pasándonos factura a nivel psicológico y emocional. Estamos sintiendo emociones de tristeza, desesperanza, miedo, enfado, ira, incertidumbre por nuestra vida y el futuro. Muchos incluso llegando al polo más extremo sintiendo estrés, ansiedad y depresión. No os preocupéis, en una situación así es normal. Lo único que tenemos que hacer es adaptarnos a esta desafortunada circunstancia que se escapa de nuestras manos y poner en práctica estos consejitos que te explico a continuación:

  1. Lo primero de todo es que estés abierto al cambio y con ganas de mejorar. Pregúntate, ¿lo estás? Si la respuesta es sí, entonces bien, sigue leyendo. Cuando tu cabeza no pare de darle vueltas al tema y te veas en un bucle de pensamientos negativos grítate en alto “STOP” e inmediatamente ponte a hacer alguna actividad que mantenga tu mente ocupada en otra cosa: leer, escuchar música alegre, ver una serie o película de risa, llama a algún amigo/a. De esa manera, conseguirás cortar ese bucle negativo. Puede parecer una tontería, pero asombrosamente funciona.
  2. Dedica un rato cada día a tu cuidado personal. ¿Qué mejor momento que ahora para cuidarse a uno mismo? Con todo el estrés que llevamos en el día a día, ahora es momento de aprovechar. Date un baño de agua caliente, arréglate, ponte guapo/a, perfúmate, date algún caprichito con la comida, ponte una mascarilla relajante, cualquier cosa que te cuide y te haga sentir bien.
  3. Busca un rincón tranquilo de tu casa, extiende una esterilla, siéntate y túmbate y practica la relajación. Es muy fácil. Sólo tienes que ponerte música ambiental de fondo y hacer respiraciones pausadas inspirando por la nariz y espirando por la boca. En este enlace de nuestro blog te explicamos cómo realizarlo: https://psicovitale.com/2012/04/17/aprendiendo-a-relajarnos-la-respiracion-diafragmatica/
  4. Y, recuerda, no estás solo/a, todos estamos en esta misma situación. Utiliza todos tus recursos personales y emocionales para que el coronavirus no melle tu mente, ¡ataca al coronavirus con tu alegría! Busca tus fortalezas y lo resiliente que eres, ¡estoy segura que puedes con esto y con más! Y, ante todo, piensa que esta situación es temporal. ¡Siempre pensamiento positivo y optimista! Plantéate todas aquellas cosas que quieres hacer cuando todo esto pase y márcate objetivos realistas. Puedes elaborar un calendario con todo aquello que quieras hacer 🙂

Y hasta aquí el Post de hoy… ¡Espero que os haya gustado y, sobre todo, que os haya servido! ¡Hasta la próxima!

woman-mensajes

 

 

¡Vaya resaca!

Hola PsicoAmig@s!

¿Este fin de semana habéis abusado de los excesos?, ¿Habéis tenido alguna cena de empresa, salida con amigos/as, fiesta, compromiso…?

alone-62253_960_720

Os habéis pasado con la bebida y la comida y al día siguiente os habéis levantado diciendo: “¡Oh Dios mío, no puedo con mi vida!, ¡Me encuentro fatal!”

Pero lo peor de todo es que ya el cuerpo no aguanta como cuando teníamos 18 añitos…Sino que ahora sales un día más de la cuenta y sientes que te tiras todo el fin de semana hecho polvo, y llega el primer día de la semana y dices pero…¿Ya es Lunes?, ¡Si no puedo con mi vida!, ¡Me va a estallar la cabeza!

Pues bien, hoy os traigo unos consejos rápidos y eficaces, las tres “T”, a modo de primeros auxilios, para aliviar ese malestar que tenéis:

  • Tómate 5 minutos para relajarte. Respira profundamente por la nariz, aguanta el aire en los pulmones unos segundos y suéltalo lentamente por la boca. Repite este proceso varias veces. La respiración profunda hace que nuestros músculos se relajen, se oxigene la sangre y te sientas mucho mejor.
  • Tómate un té o café bien calentito. Éstas son bebidas estimulantes, ya que ambas contienen cafeína y harán que tu cerebro se mantenga activo durante el día.
  • Tómate un descanso de 5 minutos cada dos horas de trabajo aproximadamente. El cerebro trabaja y rinde mejor cuando se hacen periodos de descanso que cuando se trabaja del tirón.

Y recuerda, estos consejos son eficaces para momentos puntuales. Procura la próxima vez no pasarte con los excesos.

Disfruta, pero siempre con cabeza. 🙂

 

Vanessa Vizuete, Magister en Inteligencia Emocional y Salud.