¡Estoy hasta el moño del coronavirus!

¡Hola Psicoamig@s!

Hoy os traigo un tema que está a la orden del día. Sí, has leído bien, el dichoso coronavirus… Qué novedad, ¿verdad? Pero no os voy a hablar de datos técnicos ni médicos ni nada parecido, que en eso a estas alturas ya somos todos expertos.

Hoy os quiero preguntar: ¿Cuántas veces habrás gritado a los cuatro vientos esta frase? ¡Estoy hasta el moño del coronavirus! Muchas, ¿a que sí?

He de confesaros que yo también… Para todos, seamos expertos o no en la mente y en la psicología, esta pandemia está pasándonos factura a nivel psicológico y emocional. Estamos sintiendo emociones de tristeza, desesperanza, miedo, enfado, ira, incertidumbre por nuestra vida y el futuro. Muchos incluso llegando al polo más extremo sintiendo estrés, ansiedad y depresión. No os preocupéis, en una situación así es normal. Lo único que tenemos que hacer es adaptarnos a esta desafortunada circunstancia que se escapa de nuestras manos y poner en práctica estos consejitos que te explico a continuación:

  1. Lo primero de todo es que estés abierto al cambio y con ganas de mejorar. Pregúntate, ¿lo estás? Si la respuesta es sí, entonces bien, sigue leyendo. Cuando tu cabeza no pare de darle vueltas al tema y te veas en un bucle de pensamientos negativos grítate en alto “STOP” e inmediatamente ponte a hacer alguna actividad que mantenga tu mente ocupada en otra cosa: leer, escuchar música alegre, ver una serie o película de risa, llama a algún amigo/a. De esa manera, conseguirás cortar ese bucle negativo. Puede parecer una tontería, pero asombrosamente funciona.
  2. Dedica un rato cada día a tu cuidado personal. ¿Qué mejor momento que ahora para cuidarse a uno mismo? Con todo el estrés que llevamos en el día a día, ahora es momento de aprovechar. Date un baño de agua caliente, arréglate, ponte guapo/a, perfúmate, date algún caprichito con la comida, ponte una mascarilla relajante, cualquier cosa que te cuide y te haga sentir bien.
  3. Busca un rincón tranquilo de tu casa, extiende una esterilla, siéntate y túmbate y practica la relajación. Es muy fácil. Sólo tienes que ponerte música ambiental de fondo y hacer respiraciones pausadas inspirando por la nariz y espirando por la boca. En este enlace de nuestro blog te explicamos cómo realizarlo: https://psicovitale.com/2012/04/17/aprendiendo-a-relajarnos-la-respiracion-diafragmatica/
  4. Y, recuerda, no estás solo/a, todos estamos en esta misma situación. Utiliza todos tus recursos personales y emocionales para que el coronavirus no melle tu mente, ¡ataca al coronavirus con tu alegría! Busca tus fortalezas y lo resiliente que eres, ¡estoy segura que puedes con esto y con más! Y, ante todo, piensa que esta situación es temporal. ¡Siempre pensamiento positivo y optimista! Plantéate todas aquellas cosas que quieres hacer cuando todo esto pase y márcate objetivos realistas. Puedes elaborar un calendario con todo aquello que quieras hacer 🙂

Y hasta aquí el Post de hoy… ¡Espero que os haya gustado y, sobre todo, que os haya servido! ¡Hasta la próxima!

woman-mensajes

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s