2º Problema de pareja: La pareja se extiende

La llegada de un nuevo ser a la familia genera en algunos casos disgustos y decepciones, generalmente con el primer hijo, ya que a veces el embarazo impide el cumplimiento de objetivos de estudio, o los económicos, ha surgido sin esperarlo y esto obliga a cambiar los intereses y metas de la pareja.

¿Cómo resolver este conflicto?

Para entender cómo podemos afrontar esta delicada situación, es conveniente enumerar las cinco Habilidades Prácticas de la Inteligencia Emocional para llevarlo a cabo en esta situación:

  • Autoconciencia: Hay que comprender que una vez que decidieron tener un hijo nada es más importante que esa decisión, y se pueden explorar y paliar las consecuencias “negativas” que uno o ambos puedan considerar. Si el hijo no estaba en los planes de ambos, toda negatividad emocional que no se resuelva, sólo complicará la situación no deseada. En cambio, si se llevan libremente al diálogo las frustraciones, temores y/o diferencias de sentimientos, pueden aparecer otras perspectivas que ayuden a mejorar la situación.
  • Control emocional: Teniendo en cuenta que es una situación muy delicada, cada reacción puede ser muy costosa. Situaciones mal manejadas pueden romper la pareja, o provocar estados anímicos que lleguen al extremo de que la madre se enfurezca o entristezca tanto que dañe al futuro bebé, etc. Entonces, antes de lanzarse a gritar o hablar de manera tajante o hiriente, una alternativa puede ser desahogarse con otra persona de confianza que no sea el propio cónyuge, o expresar esos sentimientos después de realizar cierta “preparación” psico-física (saliendo a dar un paseo, hablándolo en una sesión de terapia etc.) para que se enfríe un poco el cuerpo y la mente.
  • Motivación: Buscar factores que los motiven a desear y disfrutar más la situación, haciendo listas de cosas positivas que la situación traerá. Cada ser humano se motiva con diferentes aspectos de un hecho, por lo que esta lista será para compartir pero también muy personal.
  • Empatía: Cada uno intentará ponerse en el lugar del otro, sin juzgar las necesidades de la pareja, sus frustraciones o quejas. Más que en replicar tendrá que pensar en preguntar al otro cómo se siente, qué experimentó con la noticia, sin sentirse afectada personalmente por las respuestas, y ayudándose sabiendo que en su momento será la persona escuchada y comprendida.
  • Habilidades sociales: La manera de comunicar las cosas, de hablar, de escucharse, de conocer y comprender el lenguaje corporal de la otra persona, sus miedos, su angustia, puede cambiar radicalmente la situación. No cambiará el hecho, pero sí la manera de encarar la vida, y muchos aspectos conflictivos o problemáticos de la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s