Cuando nuestro cuerpo habla lo que el alma calla

Lo que sentimos tiene una gran influencia sobre nuestra salud. En muchas ocasiones nuestro cuerpo manifiesta a través de diferentes enfermedades lo que nuestro alma intenta ocultar.

Las emociones negativas, especialmente la tristeza, la ira o la ansiedad pueden socavar nuestra salud física y mental ¿Hay que vivir entonces sin emociones negativas? La respuesta es NO. Todas las emociones, tanto las positivas como las negativas son necesarias en nuestra vida diaria…es lógico que nos enfademos si algo no sale como esperamos o nos pongamos tristes si algo o alguien nos hace daño; el problema viene cuando seguimos sientiéndolas de forma sostenida en el tiempo. Así, se ha demostrado el efecto de la ira sobre nuestro sistema cardiovascular o el efecto de la tristeza o la ansiedad en una peor recuperación de una enfermedad.

Las emociones positivas parecen ser un factor protector ante las enfermedades, por ello es importante que las potenciemos. Tal y como señala Fredrickson (investigadora sobre salud y emoción) es importante vivir con emociones positivas y gestionar adecuadamente las negativas para garantizar una adecuada salud física y psicológica.

0 pensamientos en “Cuando nuestro cuerpo habla lo que el alma calla

  1. Fanny

    Es interesante que mencionéis que también son necesarias las emociones negativas. Estoy de acuerdo, pero es importante saber que debemos aprender de ellas para que sea algo necesario y no destructivo. Es relevante también que si alguna de estas emociones “sentimos” que nos destruye debemos ponernos en manos de gente especialista. Ayuda mucho y siempre hace ver las cosas de otra forma. Me gusta el enfoque que tenéis. Seguid así y ánimo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *