Tratamiento con Fármacos vs. Tratamiento Psicológico

Hola de nuevo!

Desde PsicoVitale queremos reflexionar sobre el tratamiento farmacológico. Muchos de nuestros pacientes nos han preguntado en qué consiste y qué diferencia hay con la terapia psicológica; por ello, vamos a abordar estos temas a lo largo de este post.

El tratamiento con fármacos utiliza diferentes medicamentos y consiste en un tratamiento sintomático, es decir, sirve para tratar los síntomas, que suelen ser los indicadores de que existe un problema, es decir, son aquellos aspectos que nos alertan que algo va mal.

Pensemos por ejemplo en una persona que describe su problema como taquicardia, insomnio, dificultad de concentración; la medicación que esta persona recibiría estaría enfocada a disminuir o eliminar la presencia de esos síntomas….pero ¿ha desaparecido el problema? La respuesta es claramente NO.

Vamos a pensar en otro ejemplo que puede ser más claro: una persona acude al médico con su brazo roto. El médico al preguntar por los síntomas el paciente señala sentir dolor en el brazo y dificultad para moverlo. Si el médico recetase un analgésico para el dolor el síntoma desaparecería pero el problema seguiría ahí…el brazo sólo dejaría de estar roto mediante otro tipo de tratamiento. Conclusión: La medicación sirve para tratar los síntomas pero no el verdadero problema.

Es cierto que en algunas situaciones la medicación puede ser necesaria para facilitar la adherencia al tratamiento psicológico, es decir, para que sea más fácil trabajar en terapia. La medicación debe considerarse por tanto como una “muleta” aunque si queremos solucionar el problema es necesario el trabajo personal,  tanto dentro como fuera de terapia.

Esperamos que este post haya sido de vuestro interés!

0 pensamientos en “Tratamiento con Fármacos vs. Tratamiento Psicológico

  1. Anónimo_1

    Me ha gustado mucho vuestro artículo. Estuve mucho tiempo en tratamiento psiquiátrico con pastillas y no conseguía salir de la depresión, por suerte acudí a terapia psicológica y a día de hoy puedo decir que ya estoy casi recuperado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *